El Estado gasta 4,8 billones de pesos anuales en atención a enfermedades relacionadas con el consumo de cigarrillo. El 62% de los fumadores pertenecen a hogares de ingresos bajos y por tanto la medida los protege de caer en pobreza extrema y contribuye a reducir las grandes inequidades económicas del país.

“Al subir el impuesto a 6.000 pesos por cajetilla de cigarrillos se reunirían 1,2 billones de pesos en tributos nacionales, se salvarían las vidas de 300.000 colombianos y se ahorrarían 1,4 billones de pesos que el sistema de salud invierte en enfermedades asociadas con el consumo de tabaco”, explica Blanca Llorente, Directora de investigación  de la Fundación Anáas.

Leer más: http://www.tusemanario.com/incrementar-el-impuesto-a-cigarrillos-recaudaria-12-billones-de-pesos/